Este mes se cumplen 30 años del lanzamiento de The Secret of Monkey Island; aprovechando la efeméride, el próximo contenido de la web será un vídeo sobre uno de sus puzles. Se trata de una prueba con el formato, para estimar cuánto tiempo me llevaría ejecutar un vídeo un poco más complejo y comprobar si soy capaz de lograr un acabado aceptable.

He vuelto a jugar The Secret of Monkey Island después de ¿una década?, la última vez ni siquiera había comenzado con Indiefence. Ha sido una sensación extraña, mi exigencia y conocimientos han crecido en todos estos años, eso ha hecho que mi percepción de la obra haya cambiado un poco. Durante las tres décadas, y otra vez de forma masiva en este mes del aniversario, se ha hablado muchísimo de Monkey Island, quizás como de ninguna otra aventura, aunque casi siempre desde la idealización de la obra y sin salir de los lugares comunes. Mi intención es hacer un vídeo (debería resultar más accesible a un público que no se haya interesado antes por el diseño) que trate varios de esos aspectos que no funcionan bien en la obra: en algunos casos porque eran hijos de su tiempo (el lenguaje siguió evolucionando a un ritmo muy alto en los siguientes años) y en otros porque no se tomaron las mejores decisiones de diseño. Me parece interesante, incluso necesaria, una mirada a Monkey Island alejada de la idolatría a la que estamos acostumbrados, pero desde el conocimiento del género, porque tampoco han faltado críticas sin fundamentar sobre «lo absurdo que es combinar pollo con polea» y ridiculeces similares.

La semana que empieza debería estar ese primer vídeo de prueba que trata uno de los puzles mejor diseñados de la aventura; ya está grabado, guionizado y locutado, falta montarlo. Más tarde este mes nos pondremos al día con el ¿Qué se cuece? correspondiente. El vídeo más largo sobre los aspectos que no funcionan tan bien en Monkey Island ya veremos cuándo estará listo, tal vez haya que esperar al mes que viene porque me llevará lo mío prepararlo. También aprovecho para comentar que la acogida del pódcast de este verano me ha sorprendido, por eso me he animado a más contenidos audiovisuales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies