Hace unos cuantos meses aumenté la frecuencia de publicación a un par de artículos semanales para probar y decidir en otoño qué pasaría con el sitio. ¿Qué efecto tuvo? Cabría esperar cierta fidelización, mayor recurrencia en las visitas y algo de estímulo. Nada de eso pasó, más bien al contrario, tras dejar de publicar los ¿Qué se cuece? una parte del público ya no ha regresado. Siete años y medio después de empezar, el proyecto se encuentra (encontraba, porque con estos meses de inactividad estará todavía peor) en un lugar muy próximo al de salida en cuanto a penetración (la audiencia sigue siendo igual de pequeña —una fracción minúscula de las personas interesadas en las aventuras gráficas— y apenas se comparten los artículos). El problema no parece ser ni de la calidad de los textos ni de la periodicidad. Ya ha tenido una continuidad y longevidad superiores a las de la inmensa mayoría de webs dedicadas al género, así que no es (tampoco) una cuestión de tiempo que acabe funcionando.

En estas circunstancias, es impensable adquirir cualquier compromiso, ni de contenidos ni de frecuencia de publicación. Sin embargo, por más que el proyecto de Indiefence no haya funcionado en muchos sentidos, sigo sin percibirlo como una etapa cerrada. Mantengo ánimo de hacer cosas relacionadas con la aventura gráfica, incluso algunas que no había hecho antes, y la participación (en proporción con las pocas visitas es considerable) también supone un estímulo. El sitio continúa, al menos de momento, adelante, sin autoexigencia de ningún tipo ni tampoco restricciones, escribiré de lo que me apetezca en el momento que quiera y pueda. Eso implica también que ya no haya secciones cerradas.

Una de esas cosas que no había hecho antes es un libro, en el que llevo unos meses trabajando. Mi deseo es tenerlo listo durante ese 2020 que comienza en un par de semanas. Se trata de un estudio completo sobre el diseño de Day of the Tentacle, que además irá amenizado con curiosidades sobre la aventura, los cambios que se fueron produciendo en el proyecto, el proceso de trabajo en LucasArts… Será una buena forma de introducción en el diseño de aventuras a través de una obra popular. En el mismo ánimo que siempre ha tenido Indiefence, en la que he procurado difundir la aventura gráfica y acercar el diseño al público. Ya habrá tiempo de hablar más del libro y de ir informando sobre su evolución. El otro proyecto, este a largo plazo, sobre un libro que trate el diseño de aventuras gráficas de forma integral, también sigue en pie, aunque ese es mucho más complejo y no pienso ni siquiera en un año concreto para que esté listo.

Parte del tiempo que dedicaba a Indiefence ahora lo estoy empleando en el libro de Day of the Tentacle (además de otras cuestiones), eso hace que resulte complicado encontrar la continuidad necesaria que demandan determinados contenidos (no quiere decir que no los vaya a haber). Uno que no necesita continuidad en su elaboración, por su naturaleza de collage, es ¿Qué se cuece?. En estos meses desde que decidiera parar de publicarlos, como también había dicho, no he dejado de seguir los proyectos en curso ni la actualidad. Para mí es muy importante estar al día de la aventura, saber cómo respira el género, por más que mi primer interés sea el diseño, o precisamente por ello. Como sigue sin haber una alternativa a los QSC en otro lugar, donde se ofrezca la información filtrada y centrada en la aventura, desde hoy están oficialmente resucitados. En la entrega de hoy (lunes 16), que está programada para las 20:00, recuperaremos todo lo que ha acontecido en estos meses. Como el resto de contenidos, no tienen ninguna periodicidad definida. La siguiente entrega llegará cuando llegue.

Hasta la próxima.

Últimas entradas de Miguel R. Fervenza (ver todo)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies